Cómo elegir el tamaño de tu nueva alfombra

La compra de una alfombra a menudo está vinculada a una necesidad, por lo que ya sabemos la habitación en la que debe instalarse. Esto plantea la cuestión del tamaño a elegir. Repasando nuestras categorías de alfombras verás que existen una serie de tamaños estándar predefinidos de acuerdo a la habitación donde instalar su alfombra. Estos tamaños de alfombra son los siguientes (pueden variar ligeramente dependiendo del fabricante):

Alfombra pequeña: 70 x 140 – 90 x 160 cm para entradas, dormitorios, etc.

Alfombra mediana: 120 x 180 – 140 x 200 – 170 x 240 cm para dormitorio, salón, comedor.

Alfombra grande: 200 x 300 cm en adelante, para salas de estar y comedores grandes.

En este artículo vamos a centrarnos en seleccionar la medida de alfombras para salón, comedor, dormitorio, pasillo y zonas de paso y entrada. 

Ideas generales

Para la sala de estar elegiremos una alfombra mediana o grande para poner debajo de la mesa de centro o delante del sofá.

Para el dormitorio, al pie de la cama, nos orientaremos hacia un tamaño pequeño o mediano. 

También hay alfombras para los pasillos, lo que es una buena idea para decorar estos espacios estrechos y difíciles de resaltar.

Alfombra de salón/comedor

Si la alfombra debe colocarse debajo de una mesa de comedor, debe ser lo suficientemente grande como para respetar ciertas proporciones: cuenta unos 120 cm más que la mesa, tanto en longitud como en anchura. Esta proporción es la mejor para crear un máximo confort y para poder colocar toda la silla sobre la alfombra. Para ello, cuenta 60 cm de espacio a cada lado de la mesa. Por ejemplo, para una mesa estándar de 80×120 cm, la alfombra debe medir aproximadamente 200×240 cm.

Para el salón elije una alfombra que se extienda mucho más allá de la mesa de café para un efecto más agradable. Es preferible que sea lo suficientemente grande para que puedas moverte alrededor de la mesa auxiliar mientras permaneces sobre la alfombra.

 

Tu nueva alfombra también puede delimitar el salón, separar el espacio para comer de la zona de estar y unir dos sofás.

Por último, si tu habitación es lo suficientemente grande, puedes colocar una alfombra muy grande en el centro para utilizar el espacio disponible. También puedes utilizarla para crear una zona de relajación en la que poder sentarte. Decorándola con cojines a juego crearás un verdadero remanso de paz en el que podrás descansar con total tranquilidad. Para estos casos elije una alfombra gruesa para mayor comodidad.

No utilices alfombras de tamaño muy grande en zonas que ya están muy sobrecargadas o en espacios pequeños. En esos casos, decántate por alfombras de tamaño mediano / pequeño. 

Alfombras de dormitorio

En tu habitación, utiliza una alfombra de tamaño mediano para colocarla al pie de la cama, o un formato de alfombra de cabecera para colocar a cada lado de la cama. Una alfombra de de cabecera se considera como tal cuando su longitud es al menos 3 veces mayor que su anchura: tamaño 80×300 cm por ejemplo. Por forma es muy similar a las alfombras de pasillo. 

Las alfombras de pelo largo se recomiendan para un efecto sedoso y agradable al máximo para tus pies al levantarse de la cama. Si tu habitación es muy grande, puedes colocar una alfombra grande para ocupar el espacio o colocar varias pequeñas / medianas en la zona de cama y en la de tocador.

Para habitaciones infantiles y habitaciones de bebé, cuya superficie media es de 10 a 12 m², las medidas de las alfombras ya están estudiadas en este sentido. Las dimensiones estándar propuestas son generalmente las siguientes: 80×140 cm, 95×133 cm, 110×160 cm y 140×200 cm.

Felpudos y Alfombras de entrada

Usualmente colocaremos un felpudo en el exterior de la casa y una alfombra en el interior. Para zonas de tránsito, asegúrate de tomar las dimensiones de puertas abiertas y cerradas para no tener sorpresas desagradables. Es importante evitar que la puerta choque o arrastre la alfombra. Ten en cuenta también el grosor de la alfombra.

Las alfombras de interior pueden colocarse delante de las entradas a las habitaciones de la casa: cocina, pasillo, sala de estar, lavabo, etc. Así, tu casa y sus espacios vitales se mantienen limpios. Una alfombra alargada en una zona de paso aportará iluminación a tu hogar, convirtiéndose en complemento atractivo gracias a sus diseños modernos y variados. Podemos encontrarlas en una variedad de tamaños pequeños y medianos.

Los felpudos son ideales para colocar en la entrada principal, sótanos y entradas desde el jardín, patio o terraza entre otros. Sus dimensiones estándar son de 40×60 cm y 60×90 cm.

Alfombra de pasillo

Como hemos mencionado anteriormente, una alfombra de pasillo es aquella cuya longitud es, al menos, 3 veces mayor que su anchura. Un tamaño de 80×300 cm., por ejemplo.

Puedes encontrar un gran variedad de medidas de alfombra de pasillo que respetan esta proporción. Mide la longitud de la zona que deseas vestir con una alfombra y busca las medidas indicadas entre todas las disponibles.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.